Mundial XV | Portal de Noticias de los Mundiales de Rugby

Inicio

31-12-2019

La propuesta de Solomons

La propuesta de Solomons

El reconocido coach sudafricano, Alan Solomons, puso sobre la mesa su idea de una temporada global y armó un calendario que, según él, sería ideal para que no se mezcle la actividad de las ligas con la de los seleccionados.

Hoy como Director de Rugby en Worcester, Solomons es una palabra más que autorizada para dar su mirada acerca de lo que puede ser el futuro del rugby, luego de la pandemia y en el marco de un nuevo ciclo de Bill Beaumont que llega repleto de promesas de campaña.
Solomons, que dirigió -entre otros- a Stormers, Ulster, Northampton, Southern Kings y Edinburgh, lamentó el estado actual del Súper Rugby y aseguró en diálogo con The Rugby Paper que las competencias profesionales deberían ser de marzo a agosto, dejando tres meses -de septiembre a noviembre- para los compromisos internacionales.
"En el Súper Rugby ahora no hay multitudes, por lo que seguramente tendrán que volver a mirar ese modelo: menos equipos, mayor calidad como la Premiership, que para mí es la mejor competencia en este momento, pero los problemas son mucho más profundos que eso"
"A modo de ejemplo, Australia está en una situación desesperada, por lo que tendrá que hacerlo correctamente. La idea de una Copa de Naciones volverá y, si eso sucede, lo que diría, y algo en lo que siempre he creído, es que terminarás con una temporada global de nueve meses en la que nadie juega en diciembre, enero y febrero. Tiene que ser así porque hace demasiado calor en el hemisferio sur en ese momento. En el Reino Unido, sé que hay tradiciones en torno a jugar en Navidad, pero si querés una temporada verdaderamente global, que para mí es imprescindible si querés hacer crecer el juego como un deporte mundial, ¿de qué otra manera lo haces?", opinó Solomon.
¿Cómo sería su estructura ideal de temporada global? "Tendría un bloqueo de seis meses, de marzo a agosto, donde jugamos nuestras competiciones de clubes, seguido de una ventana de tres meses en septiembre, octubre y noviembre donde jugás rugby internacional y tenés competencias de desarrollo nacional".
"Entonces, tendrías esa ventana de seis meses para el rugby de clubes sin cruce con los internacionales. Por el momento, en el hemisferio norte, todo está mezclado, pero al tener ese bloque de tests de tres meses con competencias de desarrollo que actúan como un campo de pruebas para el año siguiente, inyectarías algo de claridad y fluirías en el calendario de partidos", sumó.
"Si haces esto, le da a todos los jugadores un descanso adecuado durante diciembre y principios de enero, después de lo cual puedes filtrar a las personas a la pretemporada antes del reinicio del 1 de marzo. Sé que habrá algunos desafíos, pero entre el 1 de marzo y el 30 de noviembre todos los jugadores estarán disponibles, jugando en niveles apropiados de competencia. Si vamos a tener un reinicio verdadero, debe ser a nivel mundial".
En tanto, Solomon se refirió al Seis Naciones y la posibilidad de que se pueda insertar una Georgia que hace años viene dominando en el segundo escalón en Europa.
"Impulsaría el desarrollo. Ha habido argumentos sobre la preparación de Georgia durante muchos años y tenemos que averiguar cómo encajarlos en el modelo, por lo que si está creando una nueva ventana de prueba de tres meses, existe la posibilidad de encajarlos y a otros como ellos y dar a todas las naciones de Tier 2 que tienen la esperanza de progresar a la mesa grande".
"El Seis Naciones es obviamente una competencia fantástica con una tremenda tradición al respecto, pero eso no va a cambiar moviéndolo y una temporada global tiene que ser eso: no se puede tener un centro de transición. Deben ser nueve meses en los que todos estén alineados y hay que detener las giras actuales de verano y otoño cuando la gente está exhausta. Es difícil con el Seis Naciones. Lo aprecio, pero estamos hablando de rugby global y esta pandemia ha arrojado luz sobre ciertos aspectos del juego que debemos acertar y ahora es el momento de hacerlo", redondeó.